Construyendo un sistema productivo agroecológico en Timbío, Cauca, Colombia – 2. Siempre hay una primera vez

14 diciembre 2011

Les mando el segundo “episodio” de este intento de hacer algo interesante para llegar a vivir una vida autónoma y productiva (y no de consumo), partiendo de la tierra, que nos alimenta y produce la única verdadera riqueza pura en este mundo, para parafrasear y reformular a José Martí.

El primer episodio (que describe el por qué de todo esto, qué es lo que estoy planteando, etc.) todavía no está escrito, así que tendrán que esperar un poco más para leerlo.

AQUÍ VA EL DOCUMENTO QUE RETRATA ESTOS PRIMEROS PASOS, todavía improductivos, pero interesantes para un principiante como yo, con muchas ganas de conocer, aprender y practicar…

Anuncios

Autores importantes de este mundo (1): MARTA HARNECKER

25 junio 2010

Autora chilena, aunque su nombre suene a alemán. Es una de las referencias del marxismo desde los años 70, y en los últimos años está acompañando especialmente el proceso bolivariano venezolano.

Hace unos meses, compre un libro reciente de ella, “Reconstruyendo la izquierda”, y me pareció muy interesante, aunque no profundiza en todo, pero sí muy amplio en la cantidad de ideas que contiene y promueve.

Muchas ideas que aquí no puedo copiar todas, entonces solo destacaré una idea fuerte, probablemente la más importante de todas:

Según ella, la esencia de una verdadera alternativa al capitalismo se basa en la participación local, y de hecho hace mucho énfasis en los presupuesto participativos, que describe como “la llave maestra para la participación y politización”.

Así “se forma una núcleo de poder fuera del Estado, fuera del ejecutivo y fuera del legislativo y por eso pienso que se trata de una experiencia altamente positiva y altamente revolucionaria

Es decir que un socialismo verdadero existe solamente cuando consista en la participación efectiva, real, completa de la sociedad en su conjunto. En una entrevista reciente, ella habla de este punto, y marca definitivamente la separación entre las experiencias socialistas del siglo 20, basadas en la socialización/estatización de los medios de producción (un “capitalismo de Estado”, término que vale también para Cuba), y no en la socialización del poder, de participar en las estructuras políticas de la sociedad.

“Hay otros criterios, pero este es el principal, porque el socialismo no se puede decretar desde arriba, no se puede construir sin protagonismo popular”

Esto es lo que separa claramente y definitivamente el socialismo del siglo 20, y el socialismo del siglo 21: la participación real y directa de la gente en los asuntos públicos.

Con ella comparto también la interpretación del concepto de poder, insistiendo en que el poder no es solo el poder oficial/formal/político/de Estado, sino que el poder es sobre todo el poder ciudadano de las bases, que nace, se fortalece y perdura (o no) en las luchas sociales y los sectores populares. Aquí tienen algunas frases suyas:

“Pensar en construcción de fuerzas y en correlación de fuerzas es cambiar la visión tradicional de la política; ésta tiende a reducir la política a la lucha relacionada con las instituciones jurídico-políticas y a exagerar el papel del estado; se piensa de inmediato en partidos políticos y en la disputa en torno al control y la orientación de los instrumentos formales de poder”.

“Pensar en construcción es también superar el antiguo y arraigado error de pretender construir fuerza política sea por las armas o las urnassin construir fuerza social

“No se trata de asumir la defensa de todos los explotados y discriminados, sino de comprender el potencial política radical y transformador que existe en las luchas de todos estos sectores”.

De hecho, ella misma utiliza los conceptos de “fuerza social antisistémica”, de Immanuel Wallerstein y Gustavo Esteva (para los que conocen los casos de Chiapas y Oaxaca en México) para nombrar a todos estos movimientos que conforman la izquierda global.

El objetivo de estas fuerzas o movimientos antisistémicos es entonces la “construcción de fuerza popular”. Ésta es el motor del verdadero cambio hacia un “socialismo del siglo 21” (o como se llame: sociedad post-capitalista, post-neoliberal, etc.)

Pero el perfil de Wallerstein y Esteva y de las teorías de los movimientos antisistémicos será para más adelante…

Mientras tanto, pueden leer MUCHÍSIMOS ARTÍCULOS DE MARTA HARNECKER en Rebelión,

así como sus libros descargables gracias al mismo portal Rebelión,

y un video de ella en el que habla de estos temas también:


El papel de EEUU, Cuba, Canadá, Venezuela, y las ONG en Haïti…

30 enero 2010

Una entrevista a Jean Lavalasse, haitiano residente en Bruselas desde la década de los 70 y que aporta elementos muy interesantes acerca del papel de distintos países y entidades internacionales (las famosas ONG) en Haïti, después del terremoto en la “reconstrucción” del país pero también como era antes…

Unas frases extraidas de la entrevista:

– “Sea lo que sea lo que piensa hacer Estados Unidos, Cuba, Venezuela y el ALBA (Alianza Bolivariana) siempre estarán a nuestro lado”

– “Desde 1994 hasta hoy Cuba ha aportado más ayuda a Haití que cualquier país que se dice “amigo” y el pueblo haitiano es consciente de ello.”

– “Cuba desplegó desde el principio la Ayuda Sur-Sur enviando médicos, agrónomos, etc, a la isla para ayudar y para formar a los haitianos. Un día me dijo un campesino: “las ONG nos dan de comer y los cubanos nos enseñan a pescar…” Al contrario de los demás países y ONG presentes en Haití, los cubanos y venezolanos nos hablan de igual a igual, nunca se mezclan con los asuntos internos del país. Nunca hay injerencias por su parte.

– “La estrella estadounidense no será para Haití. Si un día Haití tiene una estrella, será roja como la de Cuba”


(La foto no es de este año, sino del año 2004, igualmente en Haïti…)