APUNTES SOBRE EL SEMINARIO INTERNACIONAL “TERRITORIOS ÉTNICOS Y AUTONOMÍA EN AMÉRICA LATINA”, DEL OBSERVATORIO DE TERRITORIOS ÉTNICOS DE LA UNIVERSIDAD JAVERIANA (BOGOTÁ, NOVIEMBRE DEL 2011)

21 enero 2012

Empiezo con un agradecimiento a Ginna y Victoria por haberme compartido la información y convocatoria de este seminario, que estaba en la página del Observatorio de Territorios Étnicos de la Javeriana, pero que no iba a ver nunca si no fuera por ellas. Aquí encuentran el programa del seminario, que está muy interesante.

El seminario duró 3 días y me interesó mucho por la relación que tiene con mi trabajo por supuesto, pero también por la participación prevista de Eduardo Restrepo y Axel Rojas, quienes escribieron un libro publicado este año 2011, titulado “Inflexión Decolonial”, que me regaló Zorany algo como dos meses antes, y que estaba terminando de leer cuando me enteré del evento.

No voy a detallar el contenido de todas las ponencias sino resaltar varios puntos interesantes del Seminario desde mi perspectiva:

  • Me parece chistoso ver la competencia entre universidades privadas colombianas para abordar el tema de las comunidades rurales, étnicas, campesinas, etc. en Colombia. La Javeriana montó este observatorio, más orientado al trabajo con comunidades afro-descendientes, incluso consiguió financiación de la AECID para realizar varias actividades con comunidades y académicas, y por su parte la Universidad de los Andes tiene también su “Observatorio de Discriminación Racial”. No sé si nace de un interés propio de estas universidades, si es un efecto de moda o si es el producto de la orientación de la financiación de proyectos internacionales hacia estos temas. Esperemos que quede algo útil para las comunidades en unos años.
  • En cuanto al último tema del seminario: “Procesos de dominación, desterritorialización y resistencias”, creo que llegue a definir una perspectiva propia, inspirada por lo que compartieron los ponentes, pero también fuertemente nutrida por mis lecturas personales. En cuanto a este tema, quise proponer la idea que, si las nuevas formas de querer desterritorializar las comunidades rurales consisten en buena parte en fomentar conflictos “inter-étnicos” (resguardos indígenas, consejos comunitarios afros y zonas de reserva campesina, peleando entre sí, mientras las actores legales e ilegales ocupan y saquean los territorios), entonces la mejor forma de resistir esta des-territorialización sería la re-territorialización, que podría consistir en primer lugar en promover y crear “territorios inter-étnicos”, o dicho de mejor manera “territorios multi-étnicos”.
  • Creo que esta propuesta retoma en buena parte también los planteamientos del profesor Eduardo Restrepo (que dio la conferencia inaugural y de clausura del evento) en cuanto al multiculturalismo verdadero, basado en la “pedagogía de la alteridad” (reconociendo que somos todos diferentes y buscando la convergencia con otras culturas), que nos evita caer en el culturalismo, producto de la “otrerización” (y separación) con las demás culturas. Eso implica que en el proceso de “territorialización” o “re-territorialización” (que necesariamente coexisten, anteceden o le siguen a la “des-territorialización”), se tenga claro el planteamiento multicultural.
  • Finalmente, quiero resaltar el impresionante trabajo realizado durante años (y con el apoyo de varios proyectos de cooperación) por el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato (COCOMACIA) en el Chocó (desbordando a otros departamentos), que a mí me pareció ser ni más ni menos que un verdadero Plan de Ordenamiento Territorial, Económico y Ambiental, desde las mismas organizaciones sociales representativas de las comunidades (afro, campesinas e indígenas) que ahí viven. La presentación que hizo su delegada fue muy rápida, pero dejo entrever muchos avances logrados en los últimos años en esta región. y además, me pareció muy interesante ver que la estructura interna de COCOMACIA es muy parecida a la del CRIC, desde mi punto de vista, con sus nivel local, zonal, departamental, sus áreas internas de trabajo…

En fin, un seminario que permitió aclarar unos puntos conceptuales y conocer experiencias valiosas, y después del cual me subí a un avión para ir a otro evento, esta vez en Cuba: el Curso y Encuentro Internacional de Agroecología y Agricultura Sostenible, organizado por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), el cual voy a relatar en la próxima entrada…

 

Anuncios

Proyecto de libro “Teorías del poder y del Estado en el mundo actual. Lectura desde el Sur”

16 enero 2011

Nacio este blog en diciembre del 2008, hace poquito más de un año, y lo utilice para mandar información sobre asuntos que me parecían interesantes, compartir música, videos y otras cosas para que no se olviden. Antes veía algo interesante y si no grababa la noticia o el video en la compu, luego de algunos días o semanas, ya estaba olvidado. Este blog en su primer año me permitio superar esta fase: ahora tengo un registro de las cosas que me llaman la atención. Escribí más de 100 notas en un año, algunas cortas, otras largas, algunas útiles, otras mucho menos…

Pero para el segundo año del blog, quiero “llevarlo al siguiente nivel“, para parafrasear la propaganda de Nike del Mundial. Voy a utilizar este blog como herramienta para construir un libro, que será sencillamente una recopilación de artículos que publicaré todo a lo largo del año. Para la publicación del libro (en .pdf), recopilaré y editaré unos 15-20 artículos y quizás añadiré alguno(s) más. La temática general (como lo muestra el título provisional) va a ser este área todavía confuso en mi mente, con mucha información desorganizada, que son las “Teorías del Poder y del Estado“, que además es el título de un seminario de la Maestría de Ética y Filosofía Política de la Universidad del Cauca, al cual asistiré durante todo este año.

El índice provisional de lo que hoy siento que quiero profundizar y escribir es el siguiente. Cualquier comentario es bienvenido:

PRIMERA PARTE: AUTORES Y TEORÍAS CENTRALES


1/ Fernand BRAUDEL e Immanuel WALLERSTEIN, para unas ciencias sociales interdisciplinarias en la comprensión del sistema-mundo

2/ John HOLLOWAY y Gustavo ESTEVA: Cambiar el mundo sin tomar el poder, o el grito de rechazo

3/ Toni NEGRI y la Multitud contra el Estado

4/ Raúl ZIBECHI y los poderes anti-estatales

5/ Boaventura de SOUSA SANTOS, el mediático moderado

6/ Arturo ESCOBAR y Walter MIGNOLO, los posmodernos

(7/ Gilles DELEUZE, Michel FOUCAULT, Jacques DERRIDA y Friedrich NIETZSCHE, los predecesores)

(8/ Ivan ILLICH y Cornelius CASTORIADIS)

SEGUNDA PARTE: CRÍTICA DEL SISTEMA-MUNDO ACTUAL


1/ Crítica de la DEMOCRACIA y de los DERECHOS HUMANOS como valores “universales”

2/ Del DESARROLLO (y sus desarrollos alternativos) al POSDESARROLLO, como alternativa al desarrollo (“buen vivir”)

3/ El ESTADO MODERNO, indisociable del CAPITALISMO

4/ GUERRAS CIVILES contemporáneas en Occidente, o los ESTADOS contra los PUEBLOS

5/ GOBIERNOS DERROCADOS y ESTADOS FALLIDOS en el resto del mundo

6/ ELECCIONES y PARTIDOS: Caso Colombia

7/ ELECCIONES y PARTIDOS: Caso Francia

8/ ¿El fin del ESTADO?

TERCERA PARTE: PISTAS PARA CREAR OTRO MUNDO


1/ El FORO SOCIAL MUNDIAL (FSM), ¿una alternativa al sistema?

2/ El papel de los movimientos INDÍGENAS en América Latina

3/ Los movimientos INDÍGENAS en el CAUCA, Colombia

4/ Lecciones de las experiencias ANARQUISTAS (España en particular)

5/ ¿Qué es la AUTOGESTIÓN, hoy?

6/ ¿Qué es la RESISTENCIA y DESOBEDENCIA CIVIL hoy?

6/ La SOBERANÍA ALIMENTARIA, aquí y allá

7/ (zapatistas, etc…)

8/ ¿Qué sería una DEMOCRACIA VERDADERA? (democracia inclusiva, deliberativa, participativa, etc.)

9/ ¿Qué clase de ESTADO corresponde a estas aspiraciones?

De momento, esa es la estructura que he estado pensando y que irá evolucionando a lo largo de este año, mientras me ponga a la tarea de profundizar en cada uno de estos futuros capítulos… La tarea parece ardua, pero poquito a poco, paso a paso, se debería poder realizar. Al menos, es uno de los propósitos de este blog para este año. Tampoco pretende escribir cosas que nadie haya escrito antes. Más que todo, la idea es (ob)tener, crear un marco teórico y práctico de cómo está este mundo. Por otra parte, les cuento que los comentarios y discusiones que se puedan abrir para cada tema se tomarán en cuenta y servirán mucho para editar los artículos a la hora de recopilarlos. Una obra que podría volverse colectiva si se da la participación esperada…

Saludos a todos.


Sustituir la soberanía y “responsabilidad” por la autonomía y solidaridad…

28 junio 2010

Hace unos días encontré finalmente un libro interesante aquí en Popayán, de un autor francés, especialista de las relaciones internacionales, Bertrand Badie, que tiene como título “Un mundo sin soberanía. Estados entre artificio y responsabilidad”.

Es entonces un libro bien específico sobre este tema. Ya saben que mi formación original es de relaciones internacionales entonces estoy todavía al tanto de estas temáticas y me voy a permitir hacer un análisis de los conceptos que desarrolla aquí Bertrand Badie, una crítica y una propuesta de alternativa.

1/ La soberanía, un artificio en vía de extincción

El primero punto de Bertrand Badie es de explicar que la soberanía se fortalece como concepto fundamental de las relaciones internacionales con la consolidación de los Estados modernos (período largo desde el siglo 16 al siglo 18/19) y que el objetivo principal de los Estados consistía en defender esta soberanía.

Según él, el sistema “westfaliano” (de los Tratados de Westfalia que acaban con la Guerra de 30 años en el 1648) y que dan un paso hacia delante en la consolidación de los Estados, es el escenario principal del enfrentamiento de las soberanías de los países europeos.

Pero nuestro autor nos dice que hoy, la soberanía se está perdiendo, tanto horizontal como verticalmente, es decir que otros actores no estatales (o gubernamentales, públicos) están ganando autonomía en el campo internacional (transnacionesl, ONG, movimientos de ciudadanos, etc.), eso es el nivel horizontal, y entonces a nivel vertical, con los nuevos poderes infraestatales (fortalecimiento de las regiones) y supraestatales (organizaciones regionales como la UE, tratados internacionales, etc.).

La soberanía además se vulnera cada día en intervenciones de ciertos países en otros (guerra de Irak últimamente por ejemplo) y no es entonces más que un concepto utilizado como pretexto por los países cuando lo ven útil. La soberanía ya no puede ser el paradigma central de las relaciones internacionales.

2/ La “responsabilidad”, como sustituto a la soberanía

En su análisis, Bertrand Badie no solo analiza sino que parece estar a favor de un cambio de paradigma, que haría de la responsabilidad de los Estados el fin de la actuación internacional de los Estados.

El mismo reconoce que este concepto es ambiguo, que se puede interpretar de varias maneras, como concepto moral, o concepto jurídico, que todavía no está bien establecido, pero según él, sin duda el mundo está adoptando este nuevo paradigma.

Todavía no he leído el capítulo sobre Derechos Humanos (DDHH entre artificio y razón) y no sé hasta qué punto el autor justifica o da legitimidad a las intervenciones en el nombre de los “derechos del Hombre” (así se dice en francés, se supone que el “H” mayúscula representa a los hombres y mujeres reunidos…)

Segun él, la responsabilidad aparece con las relaciones de interdependencia entre Estados y otros actores, y muchas veces influidos por actores no gubernamentales (en particular las empresas transnacionales). La expresión de la responsabilidad consiste en general en intervenciones militares (o presiones/amenazas).

Pero también vincula la afirmación de la responsabilidad con la aparición de los “bienes públicos globales” (protección del medio ambiente, derechos humanos, etc.) pero el mismo autor reconoce que en su gran mayoría, los Estados son o bien reticentes, o bien utilizan este concepto igual en sus propios intereses, más que por cualquier otra razón.

De la misma manera, estas nuevas intervenciones están muy vinculadas a nuevos intereses mixtos (cada “potencia” considera que sus transnacionales son un brazo importante de su poder), esta responsabilidad tiene un carácter claramente neoliberal y neocolonial.

Pero sorprendentemente, en la última frase del libro, el autor llama a que “la responsabilidad sobrepase a la soberanía”. Lo ve entonces como un nuevo estado más deseable.

3/ Tanto la soberanía como la responsabilidad se basan en la competencia y el uso de la fuerza (LÓGICAS DE PODER)

Lo que me sorprende de este anális que hace Bertrand Badie es que ve una evolución deseable en el abandono de la soberanía y la aceptación de la responsabilidad, a pesar de las propias críticas que él mismo hace al segundo paradigma.

En el fondo, estos dos conceptos no rompen con una visión del mundo basada en la competencia entre Estados, en el enfrentamiento entre lógicas de poder, y entonces de rivalidad entre intereses (propios o compartidos).

Este análisis pretende aportar claves para un cambio en las formas de relacionamiento entre Estados, cuando en realidad es una mera evolución que no cuestiona el transfondo de las relaciones internacionales.

Además, en sus formas de expresión, esta confrontación entre poderes rivales no rompe con el esquema del uso de la fuerza. Tanto en las guerras nacionales entre países soberanos del sistema de Westfalia, como en las intervenciones “humanitarias” para derrocar a dictadores.

4/ La alternativa: la autonomía y la solidaridad (cooperación verdadera)

En el último capitulo del libro, Badie menciona, sin darle importancia, el término de autonomía. Pero este concepto sí rompe fuertemente con el esquema soberanía/responsabilidad descrito en todo el resto del libro. Es un concepto con potencial “revolucionario”, dado que rompe con la lógica de confrontación de poderes.

La autonomía, a distintas escalas (barrios, municipios, regiones, estados, y muchas otras autonomías posibles…), es una propuesta de respeto de las diferencias, de reconocimiento de la pluralidad y heterogeneidad del mundo, de sus proyectos políticos, de sus sociedades, mentalidades, filosofías, cosmovisiones…

La autonomía (basada en la participación real y efectiva del pueblo) es el modo más seguro para alcanzar una coexistencia pacífica entre las sociedades del mundo. La autonomía rechaza el eurocentrismo (ahora más “occidental” que europeo), pero sobre todo, la autonomía quita gran parte de la legitimidad para el uso de la fuerza contra otros intereses.

Pero la coexistencia de sociedades diferentes no implica que cada una viva de su lado, aislado, con políticas proteccionistas, etc. Es el primer paso para dar un nuevo comienzo a las relaciones internacionales, en términos no militares, en las que la maximización del poder y el uso de la fuerza no sean el objetivo central.

5/ ¿Es posible que se cambie realmente de paradigma?

En el mundo actual, la mayoría de Estados no quieren de un mundo que no esté centrado en el objetivo de la maximización del poder entre potencias rivales, que sea bajo formas militares, económicas, o con el pretexto de la defensa de los derechos humanos.

Los conceptos actuales, y en particular el de “responsabilidad” son la mejor forma de mantener el status quo, que la situación no cambie. Las potencias occidentales no pueden ignorar que el orden post-colonial del mundo no tiene vocación a perdurar indefinidamente, pero todavía no aceptan que se esté acercando el fin de esta concepción del mundo, con unas potencias dominantes y países vasallos.

El caso de Irán, que muchas veces habla de su derecho soberano a producir energía nuclear, y la supuesta responsabilidad internacional de la AIEA (Agencia Internacional para la Energía Atómica) es simptomático del estancamiento de los conceptos de soberanía y responsabilidad de los Estados, y de las guerras por venir en sus nombres.

Por otro lado, existen (pocos) ejemplos de relaciones internacionales basadas en la solidaridad entre los pueblos, como es el caso del ALBA (Alternativa Bolivariana de las Américas), que buscan fomentar el apoyo mutuo entre pueblos autónomos, que están en camino hacia una verdadera democracía basada en la participación del pueblo.

Por todas estas razones, tenemos que rechazar esta visión del mundo basado en la supuesto responsabilidad, de los Estados tomados individualmente o de la responsabilidad compartida de la supuesta “comunidad internacional” y hacer valer otros conceptos y otras visiones menos bélicas de este mundo!


Autores importantes de este mundo (1): MARTA HARNECKER

25 junio 2010

Autora chilena, aunque su nombre suene a alemán. Es una de las referencias del marxismo desde los años 70, y en los últimos años está acompañando especialmente el proceso bolivariano venezolano.

Hace unos meses, compre un libro reciente de ella, “Reconstruyendo la izquierda”, y me pareció muy interesante, aunque no profundiza en todo, pero sí muy amplio en la cantidad de ideas que contiene y promueve.

Muchas ideas que aquí no puedo copiar todas, entonces solo destacaré una idea fuerte, probablemente la más importante de todas:

Según ella, la esencia de una verdadera alternativa al capitalismo se basa en la participación local, y de hecho hace mucho énfasis en los presupuesto participativos, que describe como “la llave maestra para la participación y politización”.

Así “se forma una núcleo de poder fuera del Estado, fuera del ejecutivo y fuera del legislativo y por eso pienso que se trata de una experiencia altamente positiva y altamente revolucionaria

Es decir que un socialismo verdadero existe solamente cuando consista en la participación efectiva, real, completa de la sociedad en su conjunto. En una entrevista reciente, ella habla de este punto, y marca definitivamente la separación entre las experiencias socialistas del siglo 20, basadas en la socialización/estatización de los medios de producción (un “capitalismo de Estado”, término que vale también para Cuba), y no en la socialización del poder, de participar en las estructuras políticas de la sociedad.

“Hay otros criterios, pero este es el principal, porque el socialismo no se puede decretar desde arriba, no se puede construir sin protagonismo popular”

Esto es lo que separa claramente y definitivamente el socialismo del siglo 20, y el socialismo del siglo 21: la participación real y directa de la gente en los asuntos públicos.

Con ella comparto también la interpretación del concepto de poder, insistiendo en que el poder no es solo el poder oficial/formal/político/de Estado, sino que el poder es sobre todo el poder ciudadano de las bases, que nace, se fortalece y perdura (o no) en las luchas sociales y los sectores populares. Aquí tienen algunas frases suyas:

“Pensar en construcción de fuerzas y en correlación de fuerzas es cambiar la visión tradicional de la política; ésta tiende a reducir la política a la lucha relacionada con las instituciones jurídico-políticas y a exagerar el papel del estado; se piensa de inmediato en partidos políticos y en la disputa en torno al control y la orientación de los instrumentos formales de poder”.

“Pensar en construcción es también superar el antiguo y arraigado error de pretender construir fuerza política sea por las armas o las urnassin construir fuerza social

“No se trata de asumir la defensa de todos los explotados y discriminados, sino de comprender el potencial política radical y transformador que existe en las luchas de todos estos sectores”.

De hecho, ella misma utiliza los conceptos de “fuerza social antisistémica”, de Immanuel Wallerstein y Gustavo Esteva (para los que conocen los casos de Chiapas y Oaxaca en México) para nombrar a todos estos movimientos que conforman la izquierda global.

El objetivo de estas fuerzas o movimientos antisistémicos es entonces la “construcción de fuerza popular”. Ésta es el motor del verdadero cambio hacia un “socialismo del siglo 21” (o como se llame: sociedad post-capitalista, post-neoliberal, etc.)

Pero el perfil de Wallerstein y Esteva y de las teorías de los movimientos antisistémicos será para más adelante…

Mientras tanto, pueden leer MUCHÍSIMOS ARTÍCULOS DE MARTA HARNECKER en Rebelión,

así como sus libros descargables gracias al mismo portal Rebelión,

y un video de ella en el que habla de estos temas también:


“New World Of INDIGENOUS RESISTANCE” de Noam Chomsky

30 marzo 2010

El famoso sociólogo, politólogo, linguista, etc. Noam Chomsky, va a publicar en los próximos meses un libro llamado New World of Indigenous Resistance, que me parece va a ser muy interesante, con la participación de una docena de intelectuales de todo el continente.

Lo que muchos dicen se va a poder comprobar con este libro: el anarquismo libertario de Chomsky tiene mucho que ver con la “comunalidad” de los pueblos indígenas del continente.

A ver cómo consigo este libro!!!!!!


“Centralidad y diversidad de las autonomías indígenas”

26 enero 2010

Un excelente artículo (en un excelente períodico) que resume muy bien lo que es la lucha por la autonomía desde la perspectiva indígena, refiriéndose aquí al caso de Chiapas, pero la descripción se aplicaría muy bien a Guatemala, Colombia, y otros países latinoamericanos!

En los próximos meses, me voy a dedicar justamente a apoyar, con lo que he aprendido en estos últimos años, una organización que defiende esta postura, que defiende su autonomía ante una situación política muy conflictiva, en la cual los diferentes actores implicados intentan involucrar los pueblos y organizaciones indígenas…

Sigamos construyendo esta autonomía y con suerte se logrará proteger y mantener sociedades con otros valores que los valores dominantes actuales!


Le zapatisme, passé de mode…?

13 diciembre 2009

Un article intéressant du Monde Diplomatique qui nous parle du mouvement zapatiste et de la dynamique des dernières années au Chiapas, Méxique.

L’article est ici!

Pour ma part, je suis d’accord avec l’auteur de l’article, mais il manque une dimension à son analyse:

Le zapatisme revendique le fait de ne pas participer à la vie politique officielle, c’est le principe de la démocratie radicale: on n’essaye pas de démocratiser le système existant, mais on créé son propre système, sa propre démocratie à part, en dehors de ce qui existe.

Les zapatistes avaient résumé ce principe en une phrase. Ils disaient qu’ils ne voulaient pas changer le monde, mais qu’ils voulaient construire un autre monde!

Les zapatistes ne luttent pas pour soutenir un candidat de gauche ou pour arriver au pouvoir officiel. Ils luttent pour pouvoir construire un pouvoir alternatif, c’est l’essence même de leur lutte.

Le fait de ne pas avoir soutenu Andrés Manuel López Obrador en 2006 est donc bien logique, et  ce n’est donc pas une “opportunité perdue” du zapatisme mais bien une décision logique du mouvement, avec toutes ses conséquences assumées.