Se vuelve interesante la polémica acerca de la demanda al Estado de Ingrid Betancourt…

Pequeño comentario mío acerca del tema caliente de los últimos días que es la demanda de reparación de Ingrid Betancourt ante el Estado Colombiano…

En los últimos días, escuchamos de todo y nadie faltó para caerle encima, calificándola de oportunista, de descarada, y la verdad es que parecía que era así.

Hoy, ante la polémica que se montó, Dario Arizmendi la entrevistó en Caracol, y por mi parte, cambié de opinión…

1/Ante el repudio de los colombianos, Betancourt necesita bajar la intensidad de la polémica…

Por esta razón, insistió en que no era una “demanda contra el Estado”, aunque claramente está jugando con las palabras. Casi seguro que sí entabló una demanda de reparación, que empieza por una conciliación, y termina eventualmente ante tribunales.

Dijo que la suma es simbólica y reconoció que era astonómica, y también comunicó hoy que el dinero que le darían lo utilizaría para el apoyo a los secuestrados (¿o sus familias?). No está muy claro este punto, pero bueno…

Sobre todo, concluyó la primera parte de la entrevista diciendo que hizo esta “acción” para solidarizarse con otras ex-secuestrados que quieran entablar otras demandas, y para que se conozcan los hechos reales.

Explicación poco creíble ya que con una suma así, está quitando legitimidad a un procedimiento muy importante para las vícitimas de todos tipos de incumplimiento o crimenes por parte del Estado, y que de todos modos los hechos reales se van a conocer en un libro que saldrá pronto (y para el cual va a recibir al menos 7 millones de dólares…)

Y este último dato nos hace pensar también que su motivación para entablar la demanda no es la plata. ¿Entonces porqué está tan mal montado este discurso? ¿Por qué parece tan poco creíble?

Para mí, está claro que esto es una estrategia de comunicación para salir de esta polémica, pero que en el fondo, realmente cree tener argumentos para demandar al Estado por sus incumplimientos que contribuyeron a su secuestro…

2/ Los datos nuevos que aporta Ingrid Betancourt y que justifican la demanda de reparación

Primer dato nuevo: parece que hubo órdenes de Bogotá para que su escolta (carros y guardaespaldas del DAS y algunos soldados si no recuerdo mal) dejará de acompañar a la candidata presidencial, de la misma manera que no le dejaron usar uno de los muchos helicópteros que salián cada media hora desde Florencia para San Vicente.

Ella lo interpretó como una intervención política clara para que no pudiera hacer la campaña que quería hacer, poniéndola ante riesgos no necesarios para desanimarla a seguir.

Segundo dato: dice que no recuerda haber firmado el documento en el que reconoce que sigue su viaje por carretera bajo su responsabilidad, pero añade (y me parece muy relevante) que esto no es lo importante, sino que el Estado, si consideraba que el riesgo era muy alto, tenía que impedir el paso a cualquier persona que quiera seguir, por razones de seguridad, y que si no lo han hecho, es un claro incumplimiento de la obligación del Estado de protección de las personas.

Ingrid Betancourt nos recuerda que tres días antes se había terminado la “zona de distensión” y que la zona ya estaba libre de guerrilleros, segun decía la propaganda gubernamental. De hecho, nos dice que el propio Presidente Pastrana fue a San Vicente para repetirlo. Con lo cual hay sospechas que dejan pensar que no se cerró el paso por la carretera por intereses políticos.

Conclusión

Ahora sí podría prosperar la demanda, porque estos elementos son nuevos y relevantes… Ella entabló la demanda, al parecer, de buena fe. Por la presión mediática tuvo que renunciar a la eventual reparación del Estado e inventarse una historia no muy creíble pero que va a convencer medianamente a los colombianos y calmar un poco la polémica.

Vamos a ver los comentarios mañana. Si la gente se queda con la polémica de los 15 mil millones, o si quieren ver que hay elementos nuevos y muy relevantes para conocer e investigar…

———– ***************** ———-

Me permito añadir une referencia a un editorial reciente en Semana.com, cuyo autor estaría de acuerdo conmigo (al menos yo estoy de acuerdo con él y veo que compartimos muchos argumentos), pero sobre todo, él hace un aporte fundamentalmente sobre el tema de la “opinión pública”, si existe, cómo se comporta, y qué pasa a los que van en contra de ella.

Saludos a quien se sienta designado (¿no ven mi índice derecho tendido?)

Anuncios

One Response to Se vuelve interesante la polémica acerca de la demanda al Estado de Ingrid Betancourt…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: