Sustituir la soberanía y “responsabilidad” por la autonomía y solidaridad…

Hace unos días encontré finalmente un libro interesante aquí en Popayán, de un autor francés, especialista de las relaciones internacionales, Bertrand Badie, que tiene como título “Un mundo sin soberanía. Estados entre artificio y responsabilidad”.

Es entonces un libro bien específico sobre este tema. Ya saben que mi formación original es de relaciones internacionales entonces estoy todavía al tanto de estas temáticas y me voy a permitir hacer un análisis de los conceptos que desarrolla aquí Bertrand Badie, una crítica y una propuesta de alternativa.

1/ La soberanía, un artificio en vía de extincción

El primero punto de Bertrand Badie es de explicar que la soberanía se fortalece como concepto fundamental de las relaciones internacionales con la consolidación de los Estados modernos (período largo desde el siglo 16 al siglo 18/19) y que el objetivo principal de los Estados consistía en defender esta soberanía.

Según él, el sistema “westfaliano” (de los Tratados de Westfalia que acaban con la Guerra de 30 años en el 1648) y que dan un paso hacia delante en la consolidación de los Estados, es el escenario principal del enfrentamiento de las soberanías de los países europeos.

Pero nuestro autor nos dice que hoy, la soberanía se está perdiendo, tanto horizontal como verticalmente, es decir que otros actores no estatales (o gubernamentales, públicos) están ganando autonomía en el campo internacional (transnacionesl, ONG, movimientos de ciudadanos, etc.), eso es el nivel horizontal, y entonces a nivel vertical, con los nuevos poderes infraestatales (fortalecimiento de las regiones) y supraestatales (organizaciones regionales como la UE, tratados internacionales, etc.).

La soberanía además se vulnera cada día en intervenciones de ciertos países en otros (guerra de Irak últimamente por ejemplo) y no es entonces más que un concepto utilizado como pretexto por los países cuando lo ven útil. La soberanía ya no puede ser el paradigma central de las relaciones internacionales.

2/ La “responsabilidad”, como sustituto a la soberanía

En su análisis, Bertrand Badie no solo analiza sino que parece estar a favor de un cambio de paradigma, que haría de la responsabilidad de los Estados el fin de la actuación internacional de los Estados.

El mismo reconoce que este concepto es ambiguo, que se puede interpretar de varias maneras, como concepto moral, o concepto jurídico, que todavía no está bien establecido, pero según él, sin duda el mundo está adoptando este nuevo paradigma.

Todavía no he leído el capítulo sobre Derechos Humanos (DDHH entre artificio y razón) y no sé hasta qué punto el autor justifica o da legitimidad a las intervenciones en el nombre de los “derechos del Hombre” (así se dice en francés, se supone que el “H” mayúscula representa a los hombres y mujeres reunidos…)

Segun él, la responsabilidad aparece con las relaciones de interdependencia entre Estados y otros actores, y muchas veces influidos por actores no gubernamentales (en particular las empresas transnacionales). La expresión de la responsabilidad consiste en general en intervenciones militares (o presiones/amenazas).

Pero también vincula la afirmación de la responsabilidad con la aparición de los “bienes públicos globales” (protección del medio ambiente, derechos humanos, etc.) pero el mismo autor reconoce que en su gran mayoría, los Estados son o bien reticentes, o bien utilizan este concepto igual en sus propios intereses, más que por cualquier otra razón.

De la misma manera, estas nuevas intervenciones están muy vinculadas a nuevos intereses mixtos (cada “potencia” considera que sus transnacionales son un brazo importante de su poder), esta responsabilidad tiene un carácter claramente neoliberal y neocolonial.

Pero sorprendentemente, en la última frase del libro, el autor llama a que “la responsabilidad sobrepase a la soberanía”. Lo ve entonces como un nuevo estado más deseable.

3/ Tanto la soberanía como la responsabilidad se basan en la competencia y el uso de la fuerza (LÓGICAS DE PODER)

Lo que me sorprende de este anális que hace Bertrand Badie es que ve una evolución deseable en el abandono de la soberanía y la aceptación de la responsabilidad, a pesar de las propias críticas que él mismo hace al segundo paradigma.

En el fondo, estos dos conceptos no rompen con una visión del mundo basada en la competencia entre Estados, en el enfrentamiento entre lógicas de poder, y entonces de rivalidad entre intereses (propios o compartidos).

Este análisis pretende aportar claves para un cambio en las formas de relacionamiento entre Estados, cuando en realidad es una mera evolución que no cuestiona el transfondo de las relaciones internacionales.

Además, en sus formas de expresión, esta confrontación entre poderes rivales no rompe con el esquema del uso de la fuerza. Tanto en las guerras nacionales entre países soberanos del sistema de Westfalia, como en las intervenciones “humanitarias” para derrocar a dictadores.

4/ La alternativa: la autonomía y la solidaridad (cooperación verdadera)

En el último capitulo del libro, Badie menciona, sin darle importancia, el término de autonomía. Pero este concepto sí rompe fuertemente con el esquema soberanía/responsabilidad descrito en todo el resto del libro. Es un concepto con potencial “revolucionario”, dado que rompe con la lógica de confrontación de poderes.

La autonomía, a distintas escalas (barrios, municipios, regiones, estados, y muchas otras autonomías posibles…), es una propuesta de respeto de las diferencias, de reconocimiento de la pluralidad y heterogeneidad del mundo, de sus proyectos políticos, de sus sociedades, mentalidades, filosofías, cosmovisiones…

La autonomía (basada en la participación real y efectiva del pueblo) es el modo más seguro para alcanzar una coexistencia pacífica entre las sociedades del mundo. La autonomía rechaza el eurocentrismo (ahora más “occidental” que europeo), pero sobre todo, la autonomía quita gran parte de la legitimidad para el uso de la fuerza contra otros intereses.

Pero la coexistencia de sociedades diferentes no implica que cada una viva de su lado, aislado, con políticas proteccionistas, etc. Es el primer paso para dar un nuevo comienzo a las relaciones internacionales, en términos no militares, en las que la maximización del poder y el uso de la fuerza no sean el objetivo central.

5/ ¿Es posible que se cambie realmente de paradigma?

En el mundo actual, la mayoría de Estados no quieren de un mundo que no esté centrado en el objetivo de la maximización del poder entre potencias rivales, que sea bajo formas militares, económicas, o con el pretexto de la defensa de los derechos humanos.

Los conceptos actuales, y en particular el de “responsabilidad” son la mejor forma de mantener el status quo, que la situación no cambie. Las potencias occidentales no pueden ignorar que el orden post-colonial del mundo no tiene vocación a perdurar indefinidamente, pero todavía no aceptan que se esté acercando el fin de esta concepción del mundo, con unas potencias dominantes y países vasallos.

El caso de Irán, que muchas veces habla de su derecho soberano a producir energía nuclear, y la supuesta responsabilidad internacional de la AIEA (Agencia Internacional para la Energía Atómica) es simptomático del estancamiento de los conceptos de soberanía y responsabilidad de los Estados, y de las guerras por venir en sus nombres.

Por otro lado, existen (pocos) ejemplos de relaciones internacionales basadas en la solidaridad entre los pueblos, como es el caso del ALBA (Alternativa Bolivariana de las Américas), que buscan fomentar el apoyo mutuo entre pueblos autónomos, que están en camino hacia una verdadera democracía basada en la participación del pueblo.

Por todas estas razones, tenemos que rechazar esta visión del mundo basado en la supuesto responsabilidad, de los Estados tomados individualmente o de la responsabilidad compartida de la supuesta “comunidad internacional” y hacer valer otros conceptos y otras visiones menos bélicas de este mundo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: